¿Cuándo los lunares son peligrosos?

4 septiembre, 2019 0
3e3c72df9ab4d18c191b05c44e09b293_XL-1200x740.jpg

¿Los lunares son provocados por el sol? No, los lunares pueden ser hereditarios o adquiridos a través de la vida por distintos factores que no tienen que ver específicamente con el sol. Un dato muy importante es que tanto los lunares de nacimiento como los lunares adquiridos pueden hacerse malignos.

Las características que se tienen que observar para saber si un lunar es maligno son: la simetría, es decir, que la una mitad del lunar sea igual a la otra mitad, cuando un lunar tiene los dos lados iguales es benignos, mientras que la asimetría es un indicio de malignidad. El borde, los lunares con bordes irregulares que tienen muescas son característicos de lunares malignos. La tonalidad del lunar, los lunares que tienen tonalidades uniformes sea cual sea su color se presumen benignos, sin embargo cuando un mismo lunar tiene diferentes colores o tonalidades es maligno. El diámetro, el margen máximo de diámetro permitido para considerar a un lunar benigno es de 6 milímetros, si sobrepasa ese rango se presume maligno.

Por otro lado, cuando un lunar preexistente empieza a crecer es motivo de cuidado, ya sea que el crecimiento sea elevación, es decir, el lunar crece hacia arriba o evolución que implica que el lunar empieza a picar o sangrar espontáneamente, es decir, sin lastimarse. Que el lunar crezca no implica obligatoriamente que sea un lunar maligno.

Fig. 1. Tipos de lunares

Existen muchos mitos sobre algunos lunares y el cáncer. El lunar en la cabeza y el hecho de lastimarse continuamente al peinarse no significa que ese lunar se va a convertir en cáncer ya que por traumatismo no se genera el cáncer, sin embargo los traumatismos si producen cambios en el lunar y dichos cambios deben monitorearse. Los lunares con pelos no son sinónimos de cáncer, generalmente son benignos y con el transcurso del tiempo crecen por ello deben ser revisados.

La aparición del cáncer no está relacionada con la edad, aunque generalmente es más común a partir de los 40 años.

Recomendaciones:

    • Tenga presente que los lunares rojos son benignos y nunca van a evolucionar para un cáncer.
      • Ante la duda sobre cualquier lunar o manchita, acudir al dermatólogo para desechar posibles sospechas de cáncer.
      • Es necesario distinguir entre un lunar, una verruga y un lentigo solar que son manchitas típicas en adultos mayores por la exposición solar crónica, para eso es necesario acudir a un dermatólogo.

Deja un comentario


Copyright Dr. Albuja Centros Médicos 2020. Todos los derechos reservados.